sábado, 8 de septiembre de 2012

LOS TEMIDOS DRAGONES DE CUERA

La frontera del norte del Virreinato de Nueva España abarcaba desde La Florida hasta California y se extendía más de tres mil kilómetros. 
Al norte de aquella frontera del Imperio Español habitaban las tribus nómadas que se harían famosas algunos años después gracias al cine: Mescaleros, Chiricahuas, Navajos, Apaches y Comanches.

Las 
despiadadas incursiones que periódicamente realizaban aquellas tribus contra los asentamientos españoles del sur de la frontera obligaron a que se tuviesen que construir, como en Berbería, una serie de fortificaciones con torres artilladas. 

Se les llamarían “Presidios”, igual que se nombraron las plazas españolas en el norte de África, tan lejanas las unas de las otras pero que compartían Bandera y Rey-
Que parece mentira que con los pocos que éramos los españoles nos desparramásemos por el Mundo de la manera que en que lo hicimos.

Algunos de estos Presidios llevaron nombres que les sonarán mucho: Tucson, Santa Fe, San Francisco o San Antonio de Béjar- el pueblito en el que está el famoso fuerte de El Álamo y que no era -ni más ni menos- que los viejos restos de uno de aquellos presidios españoles y una iglesia jesuita, que fueron los principales impulsores de la extraordinaria aventura que significaría la colonización del norte de la Nueva España.

Todos aquellos asentamientos estaban defendidos por una unidad del Ejército Español ahora olvidada y llena de polvo, del mismo polvo amarillo del que se impregnaron en aquella lejana tierra.
Sin Laureadas ni medallas colectivas y apenas recordados por la desmemoriada España.

Y eso a pesar de que, desde finales del siglo dieciséis hasta el año 1821, en el que los mexicanos decidieron independizarse y seguir su propio camino, la Unidad defendería eficazmente tan extensa frontera sin contar con apenas recursos, cumpliendo como los mejores y ganándose el respeto de los bravos guerreros indígenas.
Impávidos sobre sus monturas lo harían tan bien, tan bravos que entre las tribus indias pronto no temieron más que a dos cosas: a sus dioses o a un soldado presidial arremetiendo contra ellos con su espada ancha y su cara de pocos amigos.

A la unidad  se la conocería como: Dragones de Cuera.

Y en aquella frontera salvaje de Nueva España pelearían sin descanso contra indios hostiles, franceses, ingleses, yanquis y contra todo aquel que pretendiese apropiarse de unas tierras que eran de España.

Los Dragones patrullaban la frontera y defendían los asentamientos que eran muy frecuentemente atacados por los indios.
En los Presidios muy pronto las cosas empezarían a funcionar muy bien. Plantaron huertos y árboles frutales, tenían ganado y caballos, se alentaba el comercio y había prosperidad.

La denominación “ Dragones de Cuera”, el nombre oficial era el de “Tropas Presidiales”, se debía al abrigo largo, sin mangas, fabricado de buen cuero con varias capas de grosor que los soldados usaban sobre la ropa para protegerse el cuerpo de las flechas o de las cuchilladas del enemigo.

Sus armas predilectas eran la lanza larga o una escopeta de calibre muy grueso que muchos soldados, debido a lo complejo y lento de la recarga, cambiarían por el eficaz arco y flechas que usaban los indígenas. Una espada ancha, la daga y una rodela, que todos embellecían con el Escudo de España y algún otro motivo local.
Sobre la bandolera solían llevar bordado el nombre del Presidio en e que estaban destinados.
Cada hombre debía tener varias monturas además de un mulo, ya que cuando salían de patrulla lo más normal del mundo era tener que pegarse grandes cabalgadas en persecución del enemigo. Así que loe pobres caballos acababan reventando cada pocos meses y había que tener repuesto. 
Pasaban así los días y las noches al raso del desierto buscando al enemigo, días y noches defendiendo sus vidas y las de sus familias, días y noches al filo de la espada, a pique de perder la cabellera, días y noches de morir y de matar. 
Así transcurría la vida para aquellos valientes y endurecidos compatriotas que dejan a John Wayne a la altura del betún… 
¡Qué sabrá ése quienes eran los Apaches! 

La unidad adquirió la justa fama de ser dura y valerosa en el combate. Eran todos expertos guerrilleros y como españoles allí nacidos aguantaban perfectamente lo extremo del clima y aquel paisaje de extraña belleza cuajado de pedruscos, tierra reseca y matojos espinosos.
Los Dragones solían firmar un compromiso por diez años de servicio. ¿Dices tú de mili...?  

Con el transcurso del tiempo casi todos sus componentes serían nacidos en Nueva España, perfectos conocedores del terreno, del enemigo y que defendían una tierra que sentían como suya, hija de aquella otra que estaba allende el Océano.
Defendieron con valor cada centímetro de terreno propio, dejándose la piel y el corazón por el Escudo bordado que llevaban en sus rodelas.

Morirían con las botas puestas en Nebraska, cuando Pedro Villasur y cuarenta y cinco dragones sucumbieron ante una masa de cientos y cientos de guerreros Pawnes -los malos de El Último Mohicano- y de gabachos que les apoyaban y les habían vendido mosquetes.
Muerto el Capitán los dragones formaron un círculo alrededor de su cuerpo y allí acabaron aquellos valientes dando cuchilladas y escopetazos hasta el final.
 

Aquella sería la única derrota seria de los Dragones. 
Y de nada sirvió ya que, muy pocos años después, Juan Bautista Anza, un afamado capitán de los Dragones, derrotaría a los indios hasta obligarlos a firmar acuerdos de paz o morir peleando.

Ellos solos defendieron aquella tierra lejana y polvorienta, aquella esquina del Imperio. Y tan bien lo hicieron que en todo el tiempo que los Dragones defendieron el territorio no se perdió ni un centímetro de suelo y los enemigos de España jamás lograron hacer retroceder a aquellos jinetes renegridos por el sol mexicano que mientras se lanzaban a la carga gritaban:

- ¡Santiago!, ¡España…!

Los hombres-magia de las tribus indias contaban entre susurros, para no despertar a tan fiero guerrero, que el tótem Santiago, que protegía a los Dragones, resultaba temible y poderoso y que era mejor correr a esconderse cuando los españoles lo llamaban.
Lo malo era que ante los Dragones de Cuera pocos lugares donde esconderse podían encontrar.

Hoy en día el espíritu de los Dragones de Cuera sigue vivo. 
En Sonora, México, siguen cabalgando hombres vestidos con la cuera, rememorando su estirpe y sintiéndose orgullosos de ser descendientes de aquellos hombres que un día, mucho antes que los pistoleros yanquis, galoparon por aquella tierra llevando dibujado en su rodela el Escudo de su lejana patria. 
El emblema de la vieja España.

A. Villegas Glez. 2012
Imagen: Dragón de Cuera.



20 comentarios:

  1. Muy ilustrativo antonio. Nos haces aprender muchas cosas. Yo, personalemnte, este cuerpo de ejército, no lo conocía. Me estoy tomando con tranquilidad y leyendo tu blog a ratos y...pardiez que se me hace entretenido. Saludos rojigualdos, camarada.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la labor de informacion de nuestros heroes que desconocia, desde Vizcaya abrazos rojigualdos.

    ResponderEliminar
  3. como tu mismo escribes.."la ingrata España", pero gracias a personas como tu por mantener en la inmortalidad del recuerdo las hazañas de estos honorables y honrosos valientes españoles. Mil gracias desde Galicia. !Santiago y cierra España!!!

    ResponderEliminar
  4. En las Californias eran conocidos también como el Real Ejercito de California

    ResponderEliminar
  5. Si los naturales de Nueva España eran fieros. Cien veces mas fieros eran los de Arauco, Chile. Investigad Antonio sobre las hazañas de los Tercios en esta tierra; te sorprenderás.

    ResponderEliminar
  6. Grande Grande Grande MuchaS Gracias por hacerme recordar que hay otra España "la mia"
    Santiago Romero (Ofial del Glorioso Ejército Español)

    ResponderEliminar
  7. Muchas Gracias por recordarnos quienes somos. Hoy se necesita más que nunca.

    ResponderEliminar
  8. gracias por recordarnos lo grandes de espiritu que fueron nuestros antepasados y a lo que debemos aspirar.

    ResponderEliminar
  9. Un pequeño inciso: por lo que tengo entendido, no utilizaban rodela, sino adarga. Muy buen artículo.

    ResponderEliminar
  10. gracias por preocuparte de recordar nuestra historia si muchos hiciéramos lo mismo otro gallo nos cantaría.

    ResponderEliminar
  11. paco rios- de algeciras -quisiera saber si hay algun libro que hable sobre estos soldados- gracias y saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Banderas Lejanas. Un Saludo

      Eliminar
  12. Deberian hacerles merecedores de la Laureada de San Fernando

    ResponderEliminar
  13. Muy buen comentario que da a conocer unas tropas coloniales españolas de las que un servidor no tenia noticas hasta hace unas pocas semanas,lo que se conocia como virreinato de NUEVA ESPAÑA llegó a abarcar unos 7 millones de km2 cuando se le añadió el territorio de LUISIANA -bajo administracion española entre 1763 y 1803,aunque en 1800,NAPOLEON obligo al inutil rey de ESPAÑA CARLOS iv a reintegrarle el territorio,los franceses no llegaron a tomar posesión de el y permaneció en poder español hasta 18o3,en que FRANCIA lo vendió a USA -eran limites inmensos apenas poblados por militares,colonos y religiosos españoles amen de tramperos y numerosas tribus indias,muchas de ellas hostiles,si ya el territorio de NUEVA ESPAÑA era inmenso-desde CALIFORNIA a FLORIDA ,aproximadamente 2 millones de km2 de los que ahora tiene el actual MEXICO-imaginenselo con los dos millones de km2 de LUISIANNA que llegaban hasta las puertas del mismisimo CANADA,dicen que el número maximo de estas eficaces y aguerridas tropas coloniales nunca fue superior a 12oo y con número tan exiguo defendieron inmensos territorios con exito,ni el cine ni la televisión ni apenas literatura han tocado tan apasionante tema,ya mucho antes de la llegada de los colonos norteamericanos,tropas españolas habian luchado contra los salvajes y feroces sioux,comanchescheyennes y apaches,pero el cine español y tampoco el cine hollywodense apenas han tocado el tema de la colonización española de aproximadamente el 60 por ciento del actual territorio de los EEUU-unos 9363ooo kms cuadrados,el 60 por ciento serian mas de 5OOOOOOKM2-Y DE SUS luchas contra tribus hostiles,forajidos,sequias,lluvias torrenciales,tornados y toda clase de fieras y reptiles,siempre se ha primado la visión WASP de la historia de los ESTADOS UNIDOS y aun hoy se desconoce la crucial ayuda española a la independencia de las 13 colonias,se ha sobrevalorado la aportación francesa y LAFAYETTE es tenido como si fuese un heroe norteamericano,pero poco se conoce de BERNARDO DE GALVEZ y su gran aportación a que hoy los ESTADOS UNIDOS DE AMERICA sean una nación libre y soberana...magnifico articulo

    ResponderEliminar
  14. Magnifico y entretenido articulo sobre un tema que un servidor desconocia totalmente,en general todo lo relativo a la colonización español del territorio de lo que hoy constituyen los ESTADOS UNIDOS DE AMERICA no ha sido todo lo estudiado que debia,porque siempre se habla de la fundación de dicha superpotencia por colonos ingleses venidos en el mitico MAYFLOWER-colonos ultrapuritanos cuyo fanatismo era comparable al de los talibanes por ejemplo,cosa que jamas se dice,la historia de los USA la han escrito los angloceltas con algunas gotitas nordicas y a los hispanos,negros,indios,asiaticos y otra s minorias se les ha ninguneado repetidamente-la presencia española en los ESTADOS UNIDOS llego a abarcar a la mayoria de los territorios de la unión ya que las 13 colonias originales se circunscribian a la fachada atlantica que va desde VERMONT a VIRGINIA,el imperio español-como bien señala nuestro anfitrión se extendia desde las aguas del pacifico hasta las del atlantico-caribe,es decir la FLORIDA,que entonces abarcaba una extensión mucho mayor,con la cesión de la LUISIANA por parte de FRANCIA en el tratado secreto de 1762 con objeto de que dicho inmenso territorio no cayese en manos britanicas,el imperio español en los ESTADOS UNIDOS abarcaba unos 5 millones de km2 y en su inmensa mayoria estaba despoblado de hombres blancos,era un territorio salvaje de desiertos inacabables,cordilleras montañósas,inmensas praderas donde pastaban bufalos,inmensos bosques virgenes.....pero tambien multitud de tribus hostiles-apaches,sioux,cheyennes,pawnees,creeks,comanches,seminolas-dispuestas a echar a sangre y fuego a los que consideraban invasores,era tambien un inmenso territorio rico en fauna animal,desde el simpatico castor hasta el peligroso puma,pasando por el temido lobo,los enormes osos,las letales serpientes de cascabel y los caimanes de las zonas pàntanosas del sur profundo,asimismo era un territorio sometido a las inclemencias del tiempo,desde huracanas en la zona del golfo,hasta tornados en el medio oeste,sequias en los largos y crudos veranos e incendios y algún terremoto en las Californias,en cierta ocasión lei que el tristemente celebre dictador criminal ADOLF HITLER tenia entre sus filmes favoritos TRES LANCEROS BENGALIES,aquella inolvidable cinta de aventuras ambientada en la india colonial britanica dirigida por el maestro hathaway u con el protagonismo del inolvidable Gary cooper,al tirano teuton le admiraba como tan solo unos 3oooo britanicos entre funcionarios,soldados y colonos habian dominado un inmenso territorio de mas de 4 millones de kilometros cuadrados-recordemos que la INDIA colonial incluia tambien el actual PAKISTAN-poblado por varios cientos de millones de habitantes,que en un momento dado podian haberse alazado en masa contra sus dominadores britanicos y haberlos echados al mar,seguramente HITLER desconocia las proezas de los dragones de CUERA que con muchos menos efectivos tenian que controlar a tribus salvajes en un territorio aun mayor que el que ocupaba la india colonial britanica,bien es verdad que las tribus no eran tan numerosas como los habitantes autoctonos de la INDIA,la verdad es que se podian haber hecho cientos de peliculasmseriesmnovelas sobre las proezas de estos autenticos centauros,aunque naturalmente ya sabemos que nuestro cine no es el yanki ni el britanico ni ESPAÑA sabe venderse tan bien como por ejemplo FRANCIA,lo cierto es que la historia esta ahi y durante mas de una centuria estos autenticos titanes mantuvieron a raya a las tribus mas feroces que uno se pueda imaginar y las apetencias expansionistas primero de ingleses y franceses y luego de la codiciosa republica de los ESTADOS UNIDOS DE AMERICA,Me ha llamado tambien mucho la atención que aquel abrigo de cuero fuese tan eficaz protector contra lanzas y flechas indias,aunque seguramente en aquellos desiertos inmensos del suroeste y con aquel calor asfixiante,fuese una tortura llevarlo encima,

    ResponderEliminar

Follow by Email

Google+ Badge

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.