lunes, 28 de noviembre de 2011

MELILLA ES ESPAÑA

Estamos en diciembre del año 1774 y el Sultán de Marruecos, Mohamed Abdallah con cuarenta mil moros han puesto bajo asedio, una vez más, la ciudad de Melilla.
Traen con ellos abundante artillería y asesores británicos para que la usen contra las murallas de la ciudad. El sultán no pretende otra cosa que echar a los españoles de allí.
Pero Melilla es española desde que Pedro de Estopiñán la conquistase, con astucia y un par de huevos, hacía doscientos y pico de años.

¿Lo recuerdan...?

Era septiembre de 1497 cuando Estopiñán y sus hombres llegaban a la abandonada y derruida Melilla. 
En solo una noche y valiéndose de lienzos pintados que asemejaban murallas y de unos parapetos desmontables que hacían las veces de bastiones, rodearon la ciudad de nuevas y flamantes defensas y luego empezaron a tocar pífanos y cajas y a rezar a voces.
Me imagino a los moros, tan supersticiosos como son, corriendo espantados, sorprendidos y aterrados por el hecho irrefutable de que, de la noche a la mañana una ciudad abandonada habitada solamente por las ratas, los enfermos y los moribundos, amaneciese de repente amurallada, erizada de picas, de arcabuces y oyéndose aterradores cánticos infieles salir tras sus novísimas murallas y bastiones.

Se tomó posesión de la Plaza en nombre de los Reyes de Castilla y Aragón.

Pero ahora, casi trescientos años después, el Sultán Abdallah venía dispuesto a demoler la ciudad a cañonazos. A lo largo de los días que duraría el asedio la ciudad recibirá más de doce mil impactos. Había muertos, heridos y destrucción por doquier.
El Hospital estaba saturado y además era el objetivo principal de los artilleros ingleses.
La población sufría los horrores del sitio.
La muerte en cualquier instante, el hambre, las fatigas, los trabajos en la defensa y lo peor, la sed terrible.

Melilla contaba con unos antiquísimos aljibes de agua fresca pero ante la situación el racionamiento era obligado y nadie sabía cuándo podrían recibir ayuda desde la península. 
"La Peni" que se dice en la ciudad.

Sin embargo nada de todo aquello provocaba que los civiles o la guarnición perdieran ni el orgullo ni el valor, ni la fuerza, ni la mala leche,muy al contrario, con cada bomba sarracena se enciendían más todavía la rabia y el odio contra el enemigo.

Así las murallas de Melilla se convirtieron en un matadero para los soldados del sultán. 
Los moros caían como moscas acribillados por los mosquetes o hechos pedazos por la escasa, aunque eficacísima, artillería española.
Los marroquíes podían cañonear de lejos, pero lo que era acercarse a las murallas de Melilla, no podían. 
Todos los que lo habían intentado habían fracasado y el campo alrededor de la ciudad estaba sembrado de muertos, de restos humanos, de caballos y de impedimenta abandonada. 
Los heridos dejaban rastros sangrantes tras ellos mientras se arrastraban hasta sus líneas.
Nadie les hacía el menor caso.

En marzo, tras tres meses de asedio, Abdallah recibe la noticia de que una flota inglesa, que venía en su apoyo, había sido interceptada, destruida, capturada o desperdigada por la Armada Española, que era ahora la que navegaba a toda vela en socorro de Melilla.

El sultán abandona a toda prisa el asedio de la ciudad. Derrotado y humillado se dejaría atrás miles de muertos, heridos y mutilados, abandonaría los flamantes cañones ingleses, que de tan poco le habían servido y correría a tratar la paz con los españoles para así poder salvar su pescuezo.

En la ciudad repicaban las campanas de la iglesia y todos se abrazan, algunos se arrodillaban dando gracias y todo el mundo lloraba y reía de alegría.
Por eso en Melilla la Patrona es Nuestra Señora de las Victorias…

Por eso, por Estopiñán, el Barranco del Lobo, Annual, los blocaos, la sangre, la honra, el honor y la gloria... 

Melilla será siempre española.

A. Villegas Glez. 2011

Imagen: Puerta de Santiago en Melilla la Vieja.

1 comentario:

  1. No puede ser de otra forma. Demasiada sangre española se dejó allí, demasiados hombres Españoles sin nombre y olvidados dejaron su vida allí. Además ! Es nuestra !

    ResponderEliminar

Follow by Email

Google+ Badge

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.