sábado, 13 de octubre de 2012

LA CARTA PERDIDA


Reyno de Granada, Año de Nuestro Señor de 1492

Querido Fernando:

¿Qué tal va tu viaje por tus hermosas tierras aragonesas?, espero que todo marche bien y que tus súbditos catalanes no den mucho por saco y suelten los ducados y los maravedíes que les toca, en fin, que ya te apañas tú con ellos, que les conoces.

El caso, querido Fernando, es que hasta la Corte ha llegado un misterioso marinero, viene desde Portugal, de la que el Rey vecino le ha echado a patadas, porque resulta que si idea es descabellada, arrojada y totalmente desquiciada…


¡Pretende llegar al Cipango por el Oeste!
Atravesar el horrendo y desconocido Océano Tenebroso que llega hasta el fin del Mundo.

Se llama Cristóbal Colón y asegura que la Tierra no es plana sino redonda, una pelota que se sostiene en mitad del espacio vacío…¿Habráse visto herejía posible...?

Tuve que atar muy corto a Torquemada, que ya conoces la predilección de este hombre de encender hogueras y hacer honor a su apellido -que viene de “Toasquemásvivas"-  y su afición a fabricar carbón de bruja y torrezno de hereje.

Se pasa siete pueblos y cuatro aldeas a veces el santo varón, el Cardenal Cisneros no puede ni verlo, dice que tanto fanatismo es exagerado y perjudicial y que las cosas de la vida ni son todas blancas ni todas negras, que una cosa es luchar contra el mahometano y otra perseguir y atemorizar a los propios súbditos de nuestras majestades, a veces creo que Cisneros lleva mucha razón en la cosas que me dice. Ahora pienso que si haber autorizado el Santo Tribunal habrá sido una buena idea...


Querido esposo, a veces no sé hasta dónde podrá llegar esta tierra nuestra… ¿Quién sabe lo que la Historia nos depara...? 
En fin, nosotros al menos hemos conseguido que todos ellos se sientan y vayan por el mundo presumiendo de españoles, que al fin y al cabo es lo que somos todos nosotros desde tiempos de los godos… O antes.

Te sigo contando lo de éste Colón…


Dice que llegará a las tierras de Oriente por el Oeste, en una ruta más corta que la que ahora usan los portugueses por África, que necesita bastimentos y dineros, Naos y marineros, lo avalan unos frailes y algún navegante famoso como De La Cosa Y Alaminos...


¡No se qué hacer Fernando!, éste Colón me pone ojitos y creo que me tira los tejos, hasta hace malabarismos con un huevo -de gallina, ojo- no pienses mal y acudas presto con la espada desenvainada que te conozco aragonés, y a cabezón y desconfiado a tí, nadie te gana.

Yo creo que voy a ir a casa de Isaac, sí el judío… ¡Ya sé que mandé expulsarlos a todos ellos!, pero Isaac es converso, y además sus intereses sobre los préstamos son bajísimos -al euribor más cero veinticinco- ¡un chollo!, tratándose de un hebreo, claro. Aunque peores son los genoveses...
Además si se pone muy pesado o insolente siempre le puedo soltar a Torquemada, que está el hombre siempre deseando montar lumbres y candelas.

¿Tú qué piensas mi amor…?

Estoy deseando que regreses, te bañes en los baños moros de la Alhambra y me des un meneo de ésos tuyos… A ver si procreamos mucho y bien y luego hacemos alianzas europeas y plantamos la semilla de un gran imperio…

Porque me da a mí en la nariz que el Colón éste algo de razón lleva…
Vete tú a saber lo que hay más allá del horizonte… 


Y además somos los Reyes de la nación más poderosa de Europa, o camino llevamos de serlo… Y sería un golpe tremendo para los vecinos portugueses…

Muchos besos y abrazos de tu Reina… 


No olvides traerme un par de butifarras y vino de Logroño, y tú amado mío, no te enredes con malas mozas -ni buenas- ni te pases el día cazando y bebiendo en la tienda con tus amigotes, que te conozco. Te quiere…

Isabel de Castilla.


Carta encontrada en un cajón de un viejo mueble que estaba criando polvo y telarañas en los sótanos del Museo del Prado…

© A.Villegas Glez. 2012



Follow by Email

Google+ Badge

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.